Historia crediticia

Amigo tendero, hay 10 maneras de cuidar su historia crediticia

Recuerde que lo créditos ayudan a fomentar la economía motivando el consumo. En el primer semestre del 2012, la cartera de libranza creció en un 22 % anual, éstos  son importantes porque muy seguramente usted puede llegar a necesitar  un crédito para seguir creciendo en su negocio.


La banca comercial es uno de los pilares de la actividad económica en Colombia y gracias a su evolución, el sistema financiero nacional favorece a la mayoría de los sectores productivos del país. Para ilustrar, los créditos de libranza son los más consumidos por sus facilidades de pago y descuentos mensuales por nómina. Según cifras de la Superintendencia Financiera, 16 de los 23 bancos que operan en el mercado ofrecen esta línea de financiación, con un crecimiento del 22 por ciento anual en el primer semestre de 2012 y con un saldo mayor a los 21 billones de pesos.
Una de las operaciones bancarias mas realizadas es la obtención de créditos, por tanto es importante tener claro si los créditos son necesarios, si acceder a ellos es bueno o malo, ventajas y desventajas, entre otros. Las opiniones van desde quienes huyen de los créditos hasta quienes los buscan sin intención de pagarlos.
Según Lilian Simbaqueba, CEO del Grupo LiSim, y quien desde hace más de 20 años ha dedicado su vida a analizar comportamientos de pago de las personas y a desarrollar modelos que permitan a las instituciones decidir como otorgar mejor sus créditos, afirma que uno de los puntos clave a tener en cuenta, es el tiempo, ya que este implica cambios en el valor del dinero.
De allí que si hoy se recibe un préstamo se cuenta con un tiempo determinado para devolverlo, a esta devolución se le adicionan los intereses, esto significa que quien presta invierte ese dinero, por lo tanto exige que se le reintegre con rendimientos, el tiempo vale dinero. De igual forma, de los rendimientos que espera el inversor hay unos costos que también se deben asumir, como: procesos de otorgamiento, activación, uso, legalización y cobranza, los cuales no deben ser superiores al costo total del crédito.
En la misma línea, es importante revisar los ingresos y gastos mensuales y ver que excedente queda para imprevistos, lo restante se puede ocupar en cuotas para pagar un crédito. En Latinoamérica las personas son más dadas al crédito que al ahorro y muchos no lograrían tener bienes y servicios si no fuera por los créditos, de allí que sea importante considerar cuantas de las cosas con las que cuentan hoy los colombianos, han sido logradas gracias a un crédito oportuno como vivienda, automóvil, estudio e incluso salud.
En conclusión, cuando se toma un crédito de manera analizada y consciente, seleccionando la opción más favorable para las condiciones de cada uno, se tiene una experiencia agradable y de beneficio para ambas partes.
Es por esto que una herramienta como lo es Scoring que analiza los datos de los clientes existentes y potenciales para prevenir los riesgos crediticios, es fundamental. El Grupo LiSim ha desarrollado modelos de Scoring ajustados a cada mercado para convertirse en un aliado estratégico que ayuda al rendimiento empresarial.
Para finalizar, existen 10 formas para obtener exitosamente un crédito por parte de una institución financiera y son:
1. Buscar una entidad financiera de prestigio.
2. Realizar una simulación de crédito, para conocer el monto y la cantidad de cuotas a pagar.
3. Considerar que los ingresos sean compatibles con la cuota, incluyendo dicho monto en el presupuesto mensual.
4. Conocer a fondo los requisitos y condiciones, cuando ya se tenga clara qué línea de crédito se va a tomar.
5. Hacer los cálculos de pago teniendo clara cuál es la tasa de interés.
6. Tomar un seguro, las eventualidades se pueden presentar.
7. Consultar los canales o medios de pago como lo son: internet, teléfono, sucursales bancarias.
8. Conocer si la entidad financiera penaliza el pago anticipado del valor del crédito.
9. Negociar las condiciones del crédito si es posible; tasas de interés, cuotas, plazos etc.
10. Considerar si realmente la obtención de un crédito va ser una solución y no una carga económica.

Cortesia: Lilian Simbaqueba.