IMG_0616

CLAVES PARA TOLERAR LOS ESTADOS DE ÁNIMO

Ser tendero es una vocación y es la ventana perfecta para que sea el orientador, consejero y casi psicólogo de sus clientes, pero en muchas ocasiones usted no puede escapar de verse afectado por el temperamento de los mismos, es por eso que se hace indispensable usar prácticas sencillas para no perder la calma, además para hacer de su negocio un lugar de tranquilidad donde sus vecinos encuentren sosiego, para ello tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • En primer lugar sea tolerante, recuerde que sus clientes poseen diversas personalidades y enfrentan diferentes situaciones, ellos deben encontrar en su tendero una sonrisa amable y comprensible a la hora de comprar.
  • Sea flexible, no sea rígido y adáptese a los cambios.
  • Mantenga su tienda limpia, iluminada y organizada, recuerde que el desorden estresa a simple vista a los clientes y de paso a usted que permanece en la tienda todo el día.
  • Si llega un cliente de mal humor, no se deje contagiar de su mal estado de ánimo, bloquee todo pensamiento negativo y desármelo con su amabilidad, respeto y comprensión.
  • Programe bien su jornada para que no estrese en el momento que su tienda se llene de clientes, recuerde que un cliente mal atendido no vuelve.
  • Si usted está atravesando una situación compleja, sepa separar los problemas con la tienda, debido a que si no lo hace le transmitirá dicha carga a los clientes que nada tienen que ver, mire el trabajo como un escape de malos pensamientos y si definitivamente no lo logra opte por buscar quien lo reemplace mientras supera el mal momento.
  • Finalmente amigo tendero, dedique tiempo para usted y su familia, ya que el descanso permite descargar estrés y retomar nuevas fuerzas para continuar el trabajo, tenga en cuenta que ante todos usted es un ser humano, no una máquina, y como tal requiere de esparcimiento y relajación.

Tomado de Atienda del Tiempo.