Conozca 8 consejos para ser el mejor tendero de su barrio.

Los expertos recomiendan ahorrar, tener variedad y precios competitivos, entre otros aspectos para ser exitosos

  1. El cliente es el rey

Es indispensable que aunque esté haciendo otra actividad, atienda al cliente que llegue al negocio. Entender que el 10% de estos negocios es el surtido, el 10% visibilidad, pero el 65% es la atención. Hay que incentivar a los clientes de vez en cuando con un dulce, o un regalito, y en diciembre darles un obsequio de fin de año. Un cliente que lleve un año comprándole se merece una botella de vino con unas galletas, porque se lo ha recompensado.

  1. Ahorrar

Un negocio que no ahorre está muy mal. Dentro de ese ahorro hay que tener en cuenta varios aspectos. Dinero para la casa, para la familia, y un ahorro para los obsequios de los clientes, porque los debemos compensar. También hay que tener un dinero destinado a la recreación del tendero y su familia, pues estas actividades oxigenan la mente del comerciante y regresa con más ánimo para trabajar.

  1. Presentación y variedad

Tener un negocio ordenado y surtido es fundamental para que el cliente siga comprando. Aunque la tienda no sea grande, es importante que ofrezca variedad, teniendo en cuenta que hay muchos productos que utilizan las familias. Si se tienen los productos suficientes, el comprador siempre llegará por un artículo y se irá con más de lo previsto, porque recuerda que lo necesita.

  1. Pagar seguridad social

Tener presente este pago en el presupuesto es de suma importancia. Porque el negocio no va a durar toda la vida. Esto se hace como preparación para la vejez.

  1. Precios competitivos

Generalmente en las tiendas manejamos precios que no son atractivos para los clientes, pues a veces son muy grandes las diferencias con los supermercados. Por esto es bueno consultar de manera permanente los precios en los establecimientos grandes para no salirse mucho de ese promedio. Ser consciente de que los clientes de hoy en día saben cuánto vale el mismo producto en varios lugares. Si el tendero cobra muy caro, los clientes van la primera vez, pero no vuelven.

  1. Estar pendiente de los vencimientos

Tener presentes que los productos estén en buen estado y no venderlos vencidos. Si por error se vende un producto vencido, es indispensable atender las quejas de los clientes y darles solución. Por $1.000 se puede perder un cliente.

  1. Atender a todos los clientes igual

José Alejandro reconoce que al primer cliente del día siempre se le atiende con energía, y recomienda que a todos se les ofrezca un servicio como si fueran el primero.

  1. Atender muy bien a los niños

Los niños son los futuros clientes de cada tienda, por lo que se deben atender con amabilidad, paciencia y respeto.