Estimados tenderos, la alimentación sana comienza desde las primeras horas del día, no descuide su nutrición.

Muchas personas tienen la particularidad de levantarse y empezar el día sin tomar desayuno, argumentando no tener la costumbre de hacerlo, otros aducen que lo hacen a media mañana o  hay quienes simplemente no lo hacen, pensando que no pasa nada si no lo hacen..cuidado!

Una investigación presentada en el Congreso de Neurociencia 2012 celebrado en Estados Unidos comprobó que cuando una persona no desayuna, a las horas, el cerebro se siente atraído por alimentos dulces y grasos favoreciendo una dieta desequilibrada.

Para hacer tal afirmación, científicos del Imperial College de Londres –Reino Unido- a cargo del investigador Tony Goldstone, hizo algunas pruebas a partir de las imágenes tomadas del cerebro de 21 hombres y mujeres de peso normal y de unos 25 años de edad, según se publica en un artículo del sitio web Muyinteresante.es

Lo que hicieron los estudiosos fue mostrarle a quienes participaron del experimento, durante dos días, fotografías de alimentos ricos en calorías. Se les colocó un escáner de imágenes de resonancia magnética funcional y se les preguntó cuánto les pedía ingerir alimentos tales como chocolate, pizza, verdura y pescado.

En la primera jornada, a los voluntarios se les pidió que concurrieran a la prueba sin desayunar mientras el segundo día les dieron una hora antes de la muestra de las fotografías, un desayuno con cereales, pan y mermelada equivalentes a 750 calorías.

A través de los mencionados experimentos, pudieron constatar que los alimentos más grasos resultaron más atractivos para quienes estaban en ayuna. Éstos ingirieron un 20% más de calorías.

Mientras tanto, quienes estaban comidos al momento de la visualización, no mostraron tal inclinación.

A la luz de los datos afirman que quienes saltean el desayuno también suelen tener una dieta más desequilibrada. Por eso, no importa que no tengas tiempo, nunca debes saltearte ninguna de las cuatro comidas obligatorias del día.

Just Eat Universia te permite alimentarte correctamente, ahorrar tiempo y además más barato. Una opción excelente para estudiantes y profesionales que viven una vida ajetreada.

Quienes no desayunan, claramente desconocen los riesgos que están ocasionando a su cuerpo, veamos qué pasa cuando no tomas desayuno:

Algunas de las consecuencias de no tomar desayuno son: decaimiento, falta de concentración y mal humor, debido al déficit de glucosa el principal combustible energético, que produce el ayuno. Es necesario tener en cuenta que a primera hora de la mañana el organismo lleva ya entre 8 y 10 horas sin recibir ningún alimento. La falta de glucosa da origen a que nuestro cuerpo busque quemar otras reservas energéticas, lo que causa múltiples alteraciones en el organismo. A los niños y jóvenes en edad escolar, que no toman

desayuno, les ocasiona un retraso en el aprendizaje y un bajo rendimiento, ya que la  capacidad de locución o expresión, de memoria, de creatividad y de resolución de problemas quedan particularmente afectadas. Estos resultados han sido comprobados tanto en niños que presentaban una alimentación equilibrada en su conjunto como en niños que presentaban una alimentación insuficiente. Por lo visto, se puede considerar que el desayuno es un hábito alimentario que llega a condicionar el estado físico, psíquico y nutricional, pero no sólo de los niños y adolescentes, sino en personas de todas las edades.

OJO. No es lo mismo desayunar una media hora o una hora después de levantarse, que desayunar a media mañana!

Una buena razón para tomar desayuno es el beneficio intelectual que recibimos.

Otra razón es el daño que provocamos en nuestro cuerpo. Una ilustración qué pasa si no tomo desayuno: Si estamos apurados o nos resulta insoportable comer en la mañana, el pobre órgano tendrá que ponerse en emergencia: ‘Alerta máxima: nos están tirando un paquete económico. Cortisona, hija, saque lo que pueda de las células musculares, los ligamentos de los huesos y el colágeno de la piel’. La cortisona pondrá en marcha los mecanismos para que las células se abran cual cartera de mamá comprando útiles y dejen salir sus proteínas. Estas pasarán al hígado para que las convierta en glucosa sanguínea.

El proceso continuará hasta que volvamos a comer. Como se ve, quien cree que no desayuna se está engañando: Lo que sucede en realidad es que se come sus propios músculos, se autodevora. La consecuencia es la pérdida de tono muscular y, un cerebro que, en vez de ocuparse de sus funciones intelectuales, se pasa la mañana activando el sistema de emergencia para obtener combustible y alimento. No tomar desayuno afecta nuestro peso, al comenzar el día ayunando, se pone en marcha una estrategia de ahorro energético, por lo cual el metabolismo disminuye. El cerebro no sabe si el ayuno será por unas horas o por unos días, así que toma las medidas restrictivas más severas.

Por eso, si la persona decide luego almorzar, la comida será aceptada como excedente, se desviará hacia el almacén de ‘grasa de reserva’ y la persona engordará, esto es lo qué pasa si no tomo desayuno.

Investigado para usted en: Universia España y otros.