Manual para después de ser atacado con ácido

 Queridos tenderos y lectores(as) en general…dada la situación de ataques con ácido a personas, nos  dimos a la investigación y encontramos este manual (que esperamos nadie tenga que usarlo) para su información.

Todos hemos visto de una u otra manera las consecuencias de las quemaduras con ácido; consecuencias como la destrucción de tejidos, piel, venas e incluso huesos. Últimamente hemos visto que gente ha sido atacada intencionalmente con estos ácidos por diferentes causas que van desde envidias, venganzas, atracos hasta seudoaccidentes industriales.

Por el momento se sabe a ciencia cierta que un ataque con ácido es difícil de prevenir, es difícil llevar registro de ventas, a quien se vendió, usuarios del ácido etc. El castigo y judicialización aun se encuentra en un limbo jurídico (se espera que el legislativo en un futuro cree un marco jurídico que castigue esta clase de hostilidad que es el ataque con ácido); dado el panorama anterior lo único que queda y a manera práctica es el saber cómo tratar una quemadura con ácido.

Cuando se es quemado con ácido el primer instinto es llevar las manos al área afectada y refregar esta área; esto trae como consecuencia un aceleramiento del actuar del ácido, este entra más rápidamente al interior de los tejidos y causa daño de manera más rápida y efectiva. De la misma manera las prendas de vestir quedan impregnadas causando un ataque pasivo del ácido en los tejidos corporales, muchas veces por pudor estas prendas no son retiradas de manera inmediata habiéndose podido así evitar mayores complicaciones.

Existe una analogía muy cierta, “no es lo mismo una gota de agua en un vaso lleno de ácido, que la cantidad de un vaso de ácido en un lago de agua”. El ácido atenúa sus propiedades al diluirse con grandes cantidades de un liquido neutro en este caso el agua.

 Procedimiento:

Por tanto al sospechar haber sido atacado con ácido, la persona debe eliminar toda prenda de vestir que haya estado en contacto con el ácido; a continuación se procede a lavar la zona afectada con agua mucha, mucha, agua y que esta fluya libremente por la zona sin refregar en ningún momento como mínimo 10 minutos (diluyendo de esta manera el ácido y disminuyendo su poder destructor en el tejido).

 En caso que exista quemaduras muy severas, el afectado puede quedar en shock; si esto ocurre, el afectado se debe recostar de espaldas e intentar mantenerlo caliente con prendas libres de ácido, limpias, planas (no motas, no fibrosas, no lanas etc.)

No aplicar cremas ni aceites a las zonas afectadas con ácido. Llamar inmediatamente a servicio médico o llevar a la víctima al centro asistencial más cercano.

Ojala este conocimiento ayude cuando alguien es víctima de la quemadura con ácido y sea de utilidad en medio del trascender del pánico general en momentos tan caóticos y desconcertantes.

 Cortesía:  Servicios integrales de seguridad.