VENTAS DIFÍCILES, PERO ESPERANZA FIRME

Iniciar un año con inflación alta, bajo los rigores del fenómeno del niño que azotaba al país desde finales del 2015, se convirtió en un reto para los comerciantes colombianos que debían sortear esta situación sin versen muy afectados; sin embargo, fue difícil escapar de la realidad económica del país. Pese a este panorama, la celebración del día del padre contribuyó un poco al aumento de las ventas y se creyó que en junio por la fiesta de la Copa América Centenario estas se elevarían mucho más, pero los consumidores siguen en la tarea de comprar sólo lo necesario debido al incremento de los alimentos que superan el 14% y las elevadas tasas de interés.

Aunque las cifras no son alentadoras, no se pierde la esperanza. Fenalco realizó una encuesta entre los comerciantes y el 63% de ellos, más de la mitad, manifestaron que para el segundo semestre la situación seguramente va a cambiar, una actitud que deja reflejar claramente el empuje de los colombianos, que a pesar de las adversidades su esperanza sigue firme. Este sorprendente resultado de optimismo de la encuesta resalta que los comerciantes continuarán en el reto de cumplir sus objetivos de ventas para lo que resta del año 2016.

Tomado de Bitácora Económica de Fenalco.